YOGA

                                                      


                                                                   

A muchos padres les parecerán casi imposible que sus hijos realicen yoga, la verdad es que la práctica del yoga  demostrará que todo es posible. Todo dependerá de la motivación, paciencia, persistencia y trabajo conjunto entre los padres y el profesor de yoga del niño.

 

Kundalini Yoga para niñas y niños,  busca principalmente que cada uno de ellos se sientan felices y libres en el espacio donde están. Con las Asanas (posturas) y Pranayamas (respiración) aprenderán a relajarse, trabajarán su imaginación y creatividad a través de la práctica. Así también irán descubriéndose a sí mismos, potenciando sus sentidos, mejorado su condición física,  para enfrentar de mejor forma situaciones que les afectan en la vida diaria como baja autoestima, miedos, hiperactividad,  déficit atencional o  la falta de concentración.

El yoga para las niñas y niños es un apoyo real donde reciben herramientas para desarrollarse en su crecimiento. Lograr el conocimiento y dominio físico, psíquico y espiritual,  también les permite vivenciar lo importante que es relacionarse con sus pares en una atmósfera de respeto, haciéndose consciente de su propia naturaleza y de que es un ser autónomo dentro de una sociedad.

  

Beneficios de la práctica del yoga con los niños.

 

A través del yoga, los niños ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual. El yoga les ayudará en su largo camino hacia el dominio físico y psíquico:

1- Desarrollo y destreza de los músculos motores.

2- Flexibilidad en las articulaciones.

3- Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral.

4- Masaje de los órganos internos.

5- Mejoría en los hábitos de la respiración.

6- Estimulación de la circulación sanguínea.

7- Mejoría de la autoestima.

8- Baja en el nivel de estrés infantil.

9- Perfeccionamiento de los sentidos.

10- Agilidad y entereza.

11- Calma y relajamiento.

12- Estiramiento.

13- Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación.

14- Armonización de la personalidad y el carácter.

15- Oportuna canalización de la energía física.

16- Mejor comprensión e interacción con los demás.